Publicidad vs. Contenido orgánico

Publicidad vs. Contenido orgánico

En este artículo nos enfocaremos en explicarte en qué momento optar por contenido orgánico y/o publicidad en los medios digitales para obtener resultados en el Social Media World.

Pero primero, la gran pregunta de nuestros clientes: ¿Cuál es mejor? ¿En cuál invierto? 

Las actualizaciones de los algoritmos han hecho que el contenido orgánico sea altamente competitivo en el mundo de las redes sociales. Publicar contenido de calidad en horarios donde la audiencia se encuentra activa, puede ser un ejemplo de muchos de cómo conseguir resultados con contenido publicado de forma orgánica.

Las redes sociales orgánicas se refieren a los contenidos gratuitos (publicaciones, fotos, videos, historias, etc) que todos los usuarios, incluidas las marcas y las empresas, comparten con la audiencia a través de sus feeds. Este recurso pueden utilizarlo tanto cuentas personales como empresa. 

Acá están nuestros esfuerzos en el día a día para humanizar la marca. El contenido orgánico busca mantener la presencia de la marca en las redes, establecer relaciones con clientes potenciales y ofrecer información valiosa sobre la empresa a la audiencia. Por eso, cuando se define la estrategia digital, hablamos de columnas de contenido: aquellos temas que vamos a tratar en nuestro feed acorde a los diferentes objetivos que tenga la empresa.

Por ejemplo, si tenés una cadena de hoteles y querés posicionarla en el mercado a través de contenido orgánico. Podés recurrir al storytelling de cómo se fundó el hotel, mostrar puntos de atracción e interés de la ciudad que los huéspedes pueden visitar, aprovechar las historias para realizar encuestas de satisfacción, realizar videos junto a los empleados. Es decir, el contenido será variado, no debe ser explícitamente de venta.

Seguramente hayas escuchado los términos Facebook e Instagram ADS, la publicidad digital o el contenido pago es aquel que lógicamente es abonado para que la campaña esté online por un determinado tiempo, lugar y segmento. Esta plataforma de anuncios permite crear campañas para una gran amplitud de objetivos de negocio, como por ejemplo, generar nuevos leads, mayor engagement, promoción de productos y servicios, etc.

Este es contenido que se utiliza, explícitamente, para vender a diferencia del contenido orgánico que busca, en su mayoría, generar una comunidad que se identifique con la marca.

Siguiendo el ejemplo de la cadena de hotelería, en este caso, la publicidad digital se realizará para descuentos y promociones, contar sobre nuevos servicios o mostrar una nueva sucursal.

En conclusión, y por fin respondiendo a la pregunta con la que comenzó este artículo: ¿Cuál es mejor? ¿En cuál invierto? 

“Una no puede vivir sin la otra” como dice Hernán Gabenara en el programa de calidad a prestadores turísticos para el Municipio de San Martín de los Andes, la publicidad y el contenido orgánico trabajan en simultáneo. Imagínense que ven una publicidad en Instagram o Facebook, entran a chequear el perfil de la empresa y no tiene publicaciones… ¿Sería súper raro no? Las publicaciones, los seguidores y el nivel de interacción nos brindan seguridad a la hora de realizar una compra o contratar un servicio.

A la inversa sucede lo mismo, un perfil en el que se publica contenido tres veces por semana pero no publicita. Teniendo en cuenta la cantidad de empresas que se encuentran activas en las redes sociales, la importancia de dedicar tiempo al desarrollo de contenido orgánico apropiado para la audiencia es crucial ya que cada vez competimos con mayor cantidad de páginas de negocios y usuarios de las plataformas.

Todo se ha vuelto muy profesional y competitivo en el mundo digital, y nos enfrentamos a una audiencia mucho más exigente. El contenido orgánico y pago deben responder ante una estrategia de marketing alineada a los objetivos de la empresa. Este es uno de los muchos motivos por los que siempre aconsejamos delegar en una empresa de Marketing Digital, si querés saber más sobre este tema, te aconsejamos leer nuestro artículo: “¿Por qué contratar una agencia de Marketing Digital?”