Estrategias en la imagen corporativa: el uso del color.

Estrategias en la imagen corporativa: el uso del color.

A pesar de que a veces, no le otorguemos la importancia necesaria, decidir la gama de colores que acompañará a nuestra imagen corporativa es decisivo. Hay que saber que esta elección influirá en la percepción que el cliente tenga de nuestro negocio.

Los colores no solo tienen significados simbólicos sino también provocan determinados sentimientos en los consumidores como pueden ser la calma, el progreso, el hambre, la aventura, la elegancia, el deseo, la ecología o el poder. Las emociones son poderosas y como marca, querremos cultivar una conexión emocional con nuestros consumidores.

Según Rebecca Piirto Heath autora de Beyond Mind Games: The Marketing Power of Psychographics, “el 60% de la primera impresión de un consumidor al ver un nuevo producto en un establecimiento procede de su color

En la identidad corporativa, el color debe manejarse con mucho cuidado si se desea construir una buena reputación, lograr un alto posicionamiento y estimular la correcta asociación mental por parte de su audiencia o público objetivo. Pero no solo la pureza de la coloración incide en la percepción, también las sombras, la brillantez y el contraste tienen resonancia en la seducción de la firma. La paleta cromática influye en la decisión de compra.

Curiosidades: los colores y la cultura

El color debe ser entendido en un contexto cultural. El diseño más osado de Estados Unidos puede tener una mala connotación en Alemania. La muerte y el amor, por ejemplo, se visten de distintos colores según el lugar del mundo en donde estemos. En Occidente, el color elegido por las novias es el blanco, por el significado relacionado con la pureza y la inocencia. Mientras, en China, el color elegido para la ceremonia nupcial es el rojo, porque en la cultura oriental representa la buena suerte y la celebración. En el caso de la muerte, el luto en occidente es el negro mientras que en oriente es el blanco.

 La historia, usos y los entornos sociales y culturales, definen el significado por el cual asociamos cada uno de los colores que vemos.

El significado de los colores aplicado al marketing.

Vamos a exponer en líneas generales, algunos significados de colores corporativos para las personas:

ROJO: el rojo es pasión, amor pero también ira, entusiasmo o peligro (reclamo de atención). Marcas famosas que lo han empleado: Coca Cola, Ferrari YouTube, Red Bull y Levi’s.

Naranja: significa vitalidad, amabilidad y alegría. Es un color que trasmite una sensación amigable y de confidencia. Algunas de las empresas que se han valido de él son EasyJet y Lufthansa (compañías aéreas), Fanta, Amazon, y Blogger entre otros.

AMARILLO: hace referencia a la felicidad, juventud y optimismo. Nikon, Shell y McDonald’s son solo algunas entidades que optaron por incluirlo en su logo como color principal.

VERDE significa estabilidad, prosperidad, salud, paz, crecimiento y conexión con la naturaleza. Ha sido utilizado por grandes marcas como Starbucks, Lacoste, Spotify y Android.

AZUL :es un color muy utilizado, evoca profundidad, seriedad, confianza y solemnidad. Cuando es claro, se asocia a la tranquilidad. El oscuro, se relaciona con la formalidad, el profesionalismo y la seguridad. Ha sido usado por marcas que van desde Pepsi y Volkswagen, hasta redes sociales como Skype, Twitter y Facebook. La entidades bancarias se valen de él muy a menudo.

ROSA: está íntimamente relacionado con la feminidad, juventud e inocencia. Claros ejemplos de la utilización son Barbie, Victoria´s Secret y Cosmopolitan.

VIOLETA significa creatividad pero también puede sugerir feminidad y reivindicación. Es el color principal de empresas como Yahoo, Cadbury, Hallmark y Milka.

GRIS: Si bien, muchas veces es omitido o ignorado, el gris establece el equilibrio entre el blanco y el negro. Su principal asociación se da con la neutralidad y calma. Algunas marcas que han hecho uso de este color son Wikipedia, Apple y Honda.

BLANCO: Evoca claridad, virtud, salud y simplicidad. Empresas como Apple, Converse y Sony usan el blanco en combinación con un fondo negro.

NEGRO: Es un color poderoso y sofisticado; lujoso y moderno. Nike, Zara y Adidas son ejemplos de marcas reconocidas.

BLANCO Y NEGRO, generalmente se utilizan en conjunto. Son los colores a los cuales recurren empresas como Cartoon Network, Puma, Nike, Louis Vuitton y Mercedes Benz.

En caso de querer ver más ejemplos de logos en diferentes colores y sus significados te recomendamos el artículo de Logaster donde encontraremos como compañías exitosas han utilizado la paleta para impactar y mejorar la percepción de la marca en sus clientes.

La arquitectura visual de marca

Para poder transmitir a los usuarios la misión, la visión, los valores distintivos y la propuesta de valor que hace única a nuestra marca, es necesario que la comunicación visual sea congruente y armónica. Cuando sabemos que queremos comunicar, no es tan complejo trasmitir sensaciones a través del color.

Como no existe una única forma de elegir un esquema de color de marca, dejamos algunos consejos fruto del proceso creativo de diseñadores especializados en la materia.

  1. Elige 3 colores: suelen comenzar por escoger dos colores, uno claro y otro oscuro para luego añadir un tercero complementario que se encuadre cerca de alguno de los dos primeros.
  2. Selecciona tu base: tu color base debe reflejar no solo el rasgo más dominante de la personalidad de la marca, sino también atraer al público objetivo al que intentamos llegar.
  3. Escoge el color de acento: este color debe cazar visualmente junto con tu color de base y será el más utilizado después de él.
  4. Opta por un color neutral: no todos los diseñadores lo utilizan pero podría ser de ayuda un color neutral de fondo. Pueden ser diferentes tonos de grises, beige, blancos y cremas.

Como hemos visto hasta aquí, el color tiene un papel decisivo en la manera en que percibimos la realidad y en la construcción de una marca comercial.

Debemos elegir el color en función de lo que queremos trasmitir a nuestro público objetivo, pero también en función a lo que signifique o represente nuestra marca.

El color vende, y no solo sirve para llamar la atención o convencer: el color comunica.